Search
Close this search box.
Case Study

Reducción de emisiones de Co2 en Santiago con flota de buses eléctricos de RBU Santiago

Descripción general

Los buses eléctricos presentan una variedad de desafíos para las operaciones de transporte público. Para facilitar la transición de diésel a eléctrico, RBU Santiago Urbano, una operación de Transdev en Santiago de Chile, recurrió a Optibus para aprovechar nuestros algoritmos de optimización avanzados e inteligencia artificial para crear los planes y horarios de 245 buses eléctricos.

Contexto


Santiago, Chile es el hogar de 7 millones de habitantes, lo que la convierte en uma de las ciudades más grandes de América del Norte y del Sur. También es una de las ciudades más contaminadas del mundo. Las autoridades chilenas han iniciado una variedad de medidas para combatir la mala calidad del aire, como la  reducción de las emisiones del sector del transporte público. Los buses eléctricos  son una parte importante de esa solución. Chile tiene planes ambiciosos para poner 1.900 e-buses en las calles de Santiago en 2023 y establecer una flota 100%  eléctrica para 2040.  

A la luz de esos objetivos, Santiago tiene actualmente una de las mayores flotas de buses eléctricos en América Latina, de acuerdo a la clasificación de e-Bus Radar, y está liderando la transición a los buses eléctricos en la región. Pero el despliegue  exitoso de las flotas de buses eléctricos es más complicado que simplemente  poner los vehículos eléctricos en la calle. Los buses eléctricos vienen con  especificaciones complejas que interrumpen los horarios y las rutas existentes, ya  sean cambios en la duración y la frecuencia de la carga en comparación con el  reabastecimiento de combustible, la ubicación y el tipo del cargador (carga lenta o rápida), los costos de energía, el efecto del clima y la topografía en la descarga de  la batería, tarifas y más. Muchas ciudades también luchan con la falta de  infraestructura de carga y energía.  

RBU Santiago, uno de los principales operadores de transporte público de Santiago, eligió el software de Optibus para apoyarlos en su transición a una flota totalmente eléctrica y, al hacerlo, logró excelentes resultados.

Desafío y solución

Usando el software de programación EV de Optibus para crear el escenario operativo para 245 buses eléctricos


RBU Santiago agregará 220 buses eléctricos a su operación en 2023. La empresa  quería prepararse desde el princípio para una variedad de escenarios y desafíos  específicos de vehículos eléctricos que pueden surgir, incluida la falta de cargadores, las restricciones gubernamentales sobre los tiempos de carga y el alto costo de carga durante la noche.  

Después de un período de implementación de 6 meses con Optibus, RBU Santiago ya podía operar de manera eficiente 25 buses eléctricos. Utilizando la inteligencia  artificial y los algoritmos optimizados de Optibus, también ya han creado el  escenario operativo para la flota eléctrica completa de 245 vehículos, de modo  que, tan pronto como se entreguen los buses, toda la operación eléctrica esté  configurada y lista para implementarse.  

 

Flota eléctrica de RBU Santiago eliminará 2.096,7 ton. de emisiones de CO2 al mes

“El software de programación de vehículos eléctricos de Optibus respalda nuestra estrategia para dejar atrás los vehículos diésel. El software detecta posibles interrupciones del servicio y riesgos operativos desde el principio, y nos alerta instantáneamente para que podamos solucionarlos y garantizar que nuestros autobuses eléctricos funcionen sin problemas”, dijo Rainier Rojas, Director de Operaciones.

La introducción temprana del software de programación de vehículos eléctricos, incluso antes de que lleguen los buses, coloca a RBU Santiago al frente del juego. Pueden tomar decisiones inteligentes y crear múltiples escenarios para diferentes variables que puedan surgir, ya sea el tiempo de carga, la duración de la batería, la ubicación y disponibilidad del cargador, los costos de energía y más. Utilizando la plataforma Optibus para diseñar la operación EV más eficiente, los 245 buses eléctricos de RBU Santiago evitarán 2.096,7 toneladas de emisiones de CO2 al mes.

En línea con la visión de Santiago de convertirse en una ciudad más limpia y menos contaminada, el despliegue de RBU Santiago de la solución nativa en la nube de Optibus elimina la necesidad de hardware e infraestructura de TI en las instalaciones. Esto permite que el equipo de RBU Santiago trabaje de forma remota, reduciendo las emisiones de CO2 relacionadas con los viajes de la empresa.

Utilizando el producto de Planificación de Optibus, RBU Santiago también superó las prohibiciones de carga relacionadas con el uso industrial de la electricidad en las horas punta. Con la ayuda de la potencia y la capacidad de optimización de la plataforma para parámetros ilimitados, RBU Santiago puede tener en cuenta la carga y descarga de las baterías de los buses en las rampas y establecer reglas para garantizar que los horarios cumplan con los requisitos mínimos de carga de la batería, lo que lleva a una mayor duración de la batería.

“Optibus es nuestro socio en innovación y en ofrecer transporte público confiable y sostenible a los habitantes de Santiago de Chile. El software se ha ocupado de muchos de los dolores de cabeza logísticos relacionados con la planificación y programación de buses eléctricos. Eso nos ahorra tiempo y recursos, y permite que nuestro personal se concentre en otras iniciativas importantes”, comentó Rainier Rojas, Director de Operaciones.

“La transición a los buses eléctricos está a punto de ser mucho más fácil para toda la industria”, completó.

Let us know about your experience using digital technology to manage public transportation and receive a complimentary copy of our global report based on the results.